En el año 430 a.C. la plaga de Atenas (posiblemente fiebre tifoidea) mató a la cuarta parte de la población en cuatro años. La peste Antonina del 165 – 180 d.C. de la misma manera afectó por lo menos a 5 millones de personas. No podría dejar de mencionar a la Peste Negra del siglo XIV que cobró la vida de 20 millones de personas y citando la última y probablemente una de las más letales, la Fiebre Española que entre 1918 y 1919 importada de Fort Riley, Kansas (Estados Unidos) hacia Europa, cobró la vida de entre 10 y 17 millones de personas. Hace 10 años la Fiebre Porcina / H1N1 por el influenza virus tipo A, afectó al 11- 21% de la población mundial, dejando atrás entre 150.000 y 575.000 víctimas mortales.

Inicio mis palabras de bienvenida con un breve resumen cronológico de las diferentes pandemias a las que nuestra civilización ha tenido que enfrentarse. Aunque vayamos evolucionando en muchos aspectos, parece ser que volvemos a caer en los mismos errores con la llegada de las nuevas pandemias. Si a este problema sumamos el hecho de que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa mundial de morbi-mortalidad, con la llegada del COVID-19 dicha patología se cobrará más víctimas asociadas a este grupo de pacientes. Esta situación que estamos atravesando, junto con el consecuente aislamiento social que provoca, hace que desde la SIAC miremos hacia otras formas de educación médica y, sobre todo, hacia otro tipo de práctica de la medicina. La SIAC debe y desea aprender del pasado para poder afrontar el futuro, participando positivamente de este cambio.

La SIAC no ajena, es consciente de que debe evolucionar con el mundo cambiante y que debe estar presente contribuyendo con su grano de arena, de la mano de sus 27 Sociedades Cardiovasculares y de sus más de 33.000 miembros en el desarrollo de actividades científicas de educación y de prevención, tanto para médicos de todas las especialidades relacionadas como de pacientes, enfocándose a corto, mediano y largo plazo, en la modificación del futuro de la enfermedad cardiovascular.

Nuestro Slogan #SomosElCorazonDeLasAmericas, marca nuestro compromiso hacia nuestra gran patria americana, de quien hemos liberado sus fronteras, gran sueño de Bolívar, San Martín, Arce y Morazán por citar algunos de nuestros eternos embajadores. Con este sentimiento global, caminamos por un bien común en tiempos de obscuridad, porque tenemos fe en nuestros ideales, esperanza en alcanzarlos y amor por la humanidad. Con esta motivación, incluso confinados en nuestros hogares, mandamos un mensaje de esperanza y ánimo a esta, nuestra gran comunidad global.

Gracias al Comité Científico y Organizador de este extraordinario congreso, que contará con la asistencia de líderes de opinión de nuestra querida América y de nivel internacional, disfrutaremos de un congreso donde tendrán cabida los tres idiomas oficiales de SIAC: español, portugués e inglés. Con lo que agradecemos la dedicación y excelencia en la elaboración de un proyecto de estas características, un regalo para ustedes con nuestro más sincero afecto.

El mundo está cambiando, lo siento en el agua, lo siento en la tierra, lo huelo en el aire (J.R.R. Tolkien)

I amar prestar aen, an mathon ne nen, han mathon ne chae, a han noston ned gwilith

Dr. Fernando Wyss Quintana

Presidente SIAC